Seguro que si has acudido a un centro veterinario en Manresa es porque además de tener una mascota te preocupas por su salud y por su bienestar, lo que es la actitud lógica y normal.

Si tu animal de compañía es un gato, entonces es muy probable que te hayas planteado alguna vez si sería necesario que lo bañaras o, si por el contrario, no es necesario darle un baño.

En cualquier centro veterinario en Manresa, te van a decir que los gatos son unos animales muy pulcros, a los que les gusta sentirse limpios y, por eso, ellos mismos cuidan mucho de su higiene, a la que le dedican una gran cantidad de horas diarias.

Por eso los gatos siempre suelen estar limpios y aseados, ya que es algo básico para ellos y es su forma de ser.

Para lograr esta higiene utilizan su propia lengua, la cual está recubierta de numerosas papilas cónicas que tienen una textura muy áspera. Estas papilas gustativas, orientadas hacia atrás, también les son muy útiles para otros menesteres, como cazar.

Así pues, salvo en ocasiones muy concretas, como por ejemplo si tu gato está realmente sucio porque lo hayas acogido de la calle, si padece alguna enfermedad que necesite mantener una higiene extra o si por algún motivo ellos mismos dejan de asearse, no es recomendable bañar a tu felino.

Y es que además al bañarlo podemos ir quitándole los aceites esenciales que tiene en su pelaje y provocaríamos que el pelo se le estropeara e incluso que se le empezara a caer.

En nuestra clínica veterinaria JORDI / DAVINIA somos amantes apasionados de los animales, por eso siempre te vamos a asesorar sobre lo mejor para tu mascota, ya que pensamos que cada una es diferente a otra y por tanto su cuidado es distinto.